A grandes rasgos “desindexar” significa dejar de hacer depender las variaciones de los precios de mercado de un índice de precios de aplicación automática

Desindexación ¿de dónde viene?

Desde que el 1 de abril de 2015 entrara en vigor la Ley 2/2015, de 30 de marzo, de desindexación de la economía española (BOE número 77 de 31 de marzo de 2015), cuyo significado ya explicamos en este blog por medio del artículo “Reformas legislativas que pasan desapercibidas afectarán a su bolsillo”, llevamos esperando la entrada en vigor de la norma que permita su aplicación: el Real Decreto 55/2017, de 3 de febrero, por el que se desarrolla la Ley 2/2015, de 30 de marzo, de desindexación de la economía española, (BOE número 30 de 4 de febrero de 2017).

Como ya explicábamos en aquel artículo que analizaba la ley, de su desarrollo reglamentario, del que se ocupa el Real Decreto 55/2017 dependía entender bien en qué facetas de la vida y del negocio de los españoles podría llegar a influir esta, y en que sentido.


Lo más importante ¿qué es desindexación?

“Desindexar” significa dejar de hacer depender las variaciones de los precios de mercado de un índice de precios de aplicación automática, como puede ser el Índice de Precios al Consumo (IPC).

¿Qué debemos saber de la desindexación?

  • está en vigor, es decir, es aplicable, desde hoy, lunes 6 de febrero de 2017,
  • implica que debemos olvidarnos de la actualización automática de precios con arreglo al IPC, cuya función esencial ha sido siempre controlar el impacto de la inflación de precios.
  • Y realmente, lo que hacen ley y Real Decreto no es “desindexar” sino cambiar el índice de variación: es decir, el IPC por el Índice de Garantía de Competitividad, invención de la Ley, y que el Instituto Nacional de Estadística (INE), habrá de publicar mensualmente. Cuando no se aplique este índice habrán de aplicarse las complejas fórmulas matemáticas que contempla el Real Decreto.

Impacto para los concesionarios de la Administración Pública

Los que ya lo son deben estar tranquilos, la norma no es retroactiva, y tanto la ley como el reglamento empiezan a aplicarse ahora. Así pues, si usted es proveedor del Estado desde antes de la entrada en vigor del Real Decreto, seguirá disfrutando de la actualización de precios con arreglo al IPC.

¿Que pasará para los que contraten a partir de ahora? Si contratas ahora con la Administración debes saber:

  1. Que debes NEGOCIAR con el órgano de contratación que en el texto del contrato se introduzca la posibilidad de actualización de tus precios.
  2. Y además, contar con que transcurridos al menos los 2 primeros años del contrato se haya cumplido un 20% del mismo (salvo en el caso de contrato de gestión de servicios públicos), y podamos justificar que el período de recuperación de la inversión del contrato sea igual o superior a 5 años.
  3. Adicionalmente, como empresario deberás estar muy atento a la estructura de costes de tu negocio, porque el incremento de tus tarifas sólo la podrás justificar en una subida de tus costes. La Administración de turno, lo “comprobará” solicitando a 5 empresas de tu competencia su estructura de costes. Para ello el Real Decreto acude, a nuestro juicio, a valores a veces difíciles de objetivar, como el impacto de un aumento de costes en el total de tu actividad económica.

NO se considera incremento de costes a la hora de revisar tu contrato:

  • la variación de las amortizaciones,
  • los gastos generales o de estructura
  • y el beneficio industrial.

SÍ podrás incluir:

  • los costes de mano de obra.

Lo más aconsejable, contar con un abogado que te guíe en todo el proceso de contratación. En LHM Legal Counsel somos expertos en esto.


¿Quieres alquilar tu piso?

Mucho ojo, hasta la entrada en vigor de la Ley en abril de 2015, lo normal era que a partir de cumplido el primer año, pudieras actualizar la renta anualmente con arreglo al IPC.

Ahora, cuando tengas nuevo inquilino, si quieres subir la renta todos los años, ten en cuenta dos cosas:

  1. Incluir en el contrato una cláusula que lo diga directamente. Pero aun es este caso, el índice que se aplica por defecto, si tú no eliges otro, no es el IPC , sino el nuevo índice de Garantía de Competitividad.
  2. Por ello el segundo consejo es que incluyas expresamente que la actualización se hará conforme al IPC. De lo contrario se aplicará por defecto el Índice de Garantía de Competitividad (menos ventajoso para el propietario).

De nuevo, se aconseja contar con un buen abogado. Nosotros, te podemos ayudar.


El precio de la energía

Pese a la tendencia desindexadora de la Ley y el Real Decreto, precisamente se hace la excepción en lo que atañe a los precios de gas y electricidad en los hogares, donde SÍ se permiten las actualizaciones periódicas de precio según determinados factores.

El comienzo ya no es bueno, puesto que las revisiones se permitirán siempre y cuando estén previstas en la normativa específica del sector. Veamos la incidencia en los diferentes ámbitos de la economía:

Consumidor doméstico

  • Para el GAS NATURAL:  puede revisarse el término variable de la tarifa de último recurso, en lo relativo al coste de la materia prima,
  • Para la ENERGÍA ELÉCTRICA: puede revisarse el precio voluntario para el pequeño consumidor de energía eléctrica (PVPC), en lo relativo al coste de producción de la energía eléctrica.

En un mercado donde el precio de la energía es alcista, se trasluce que el consumidor podrá verse perjudicado por esta reforma.

Electricidad y renovables

En el sector eléctrico, pueden revisarse las tasas de retribución financieras de las diferentes actividades del proceso, (desde que se genera la energía hasta que llega a los puntos de suministros, costes que influyen en la factura de la luz): distribución, transporte y producción con régimen retributivo adicional.

También se declara revisable el valor sobre el que girará la rentabilidad razonable para la actividad de producción de energía eléctrica con régimen retributivo específico (energías renovables).

Y de nuevo, a salvo en las islas (territorios no peninsulares) y la cogeneración, queda penalizada la producción pura de energías renovables. En las islas, las instalaciones de cogeneración podrán observar variables ligadas a precio del combustible o el precio de mercado

Gas y sector transportista

En lo que afecta a los gases licuados del petróleo que se usan como combustible, (gasolina, gasoil…) podrán admitirse variaciones en función de la propia variación de costes que experimente la materia prima, incluyendo cotizaciones internacionales y fletes.

También podrá variar el precio máximo de comercialización en función del precio del combustible.


¿Tú qué opinas?

Y ahora llega lo más importante. ¿Qué opinas tú? ¿te va a afectar la desindexación? ¡¡Esperamos tus comentarios!!

Si quieres estar al corriente de todas la novedades en torno a la desindexación y otras novedades legales de tu interés, te recomendamos suscribirte a la newsletter.

This post is available in: esEspañol